619-515-1382 RAnaya@cwsl.edu

Análisis de ADN revela que hombre de Wyoming sentenciado por violación es inocente. Andrew Johnson mantuvo su inocencia por más de dos décadas reclamando que no era responsable de una violación ocurrida en 1989 y que le arrojó una sentencia de cadena perpetua.

Luego, vinieron las buenas noticias el pasado martes 19 de marzo de 2013: un análisis inicial de ADN confirmó su inocencia. Abogados del Proyecto de Inocencia de Rocky Mountain han pedido al Tribunal de Distrito del Condado de Laramie que cite para nuevo juicio en beneficio de Andrew.

Durante las primeras horas del 10 de junio de 1989, la policía de Cheyenne recibió una llamada de una mujer que llamó en ayuda de su vecina. Cuando la policía llegó, encontraron a la víctima preguntando si “él’ se había ido. Ella les dijo que había sido violada por Andrew Johnson, un conocido con el que había visitado varios bares durante esa noche. Los dos tomaron caminos diferentes en un estacionamiento de un bar, pero la mujer dijo que Andrew regresó a su departamento más tarde. Andrew negó haber visitado a la víctima después de que ella se había ido del bar.

Las autoridades obtuvieron muestras de esperma de un sospechoso, pero los análisis de sangre resultaron no concluyentes y el análisis de ADN todavía estaba en sus comienzos. Andrew fue sentenciado por agresión sexual en primer grado y robo domiciliario agravado debido en gran parte al testimonio de la víctima.

El Proyecto de Inocencia de Rocky Mountain ha trabajado en este caso por más de 10 años.

La posible exoneración de Andrew no hubiera sido legalmente posible hace unos años atrás. Antes de 2008, el estado de Wyoming no contaba con legislación que otorgaba el derecho a los sentenciados de pedir a los tribunales judiciales el análisis de ADN en sus casos. El proyecto de inocencia trabajó junto con los procuradores y fiscales de Wyoming y redactaron la ley que ahora permite a los reos del estado solicitar análisis de ADN para probar su inocencia.

Fecha: 19 de Marzo de 2013.