619-515-1382 RAnaya@cwsl.edu

Hoy, la fiscalía de San Diego EE.UU. retira cargos de secuestro y asalto sexual en contra de Uriah Courtney, cliente del Proyecto de Inocencia de California. Uriah sirvió más de 8 años en prisión por delitos que jamás cometió.

Detalles del caso. El 24 de Noviembre de 2004, un hombre interceptó a una joven mujer en la calle de Lemon Grove, la empujó hacia unos arbustos cerca de una intersección y empezó a abusar de ella sexualmente. La mujer logró escapar. Justo antes del ataque, ella vio a un hombre observándola desde una camioneta color claro. La víctima y un testigo ocular no pudieron ofrecer información necesaria para crear un retrato hablado del sospechoso, sin embargo, una camioneta que correspondía a las características descritas por la víctima fue reportada a la policía. El vehículo pertenecía al padrastro de una persona llamada Uriah Courtney, un residente de North Park quien tenía un parecido muy similar a la descripción física del sospechoso. Sin importar su incertidumbre, la víctima testificó durante el juicio que ella estaba segura de su identificación de la camioneta y de Uriah. Un jurado emitió un veredicto de culpabilidad y el tribunal sentenció a Uriah a cadena perpetua por los delitos de secuestro y asalto sexual.

Cuando Uriah fue sentenciado, el Departamento de Policía de San Diego realizó análisis de ADN sin obtener un resultado significante. En 2010, cuando se contaba con mejor tecnología en la ciencia del ADN, el Proyecto de Inocencia de California con sede en California Western School of Law determinó que sería apropiado realizar más análisis de ADN. El proyecto abrió una investigación del caso.

Con la cooperación de la Oficina del Fiscal, la ropa de la víctima fue analizada de nuevo. El perfil masculino que resultó del análisis fue ingresado a la Base de Datos de ADN de Estados Unidos (CODIS por sus siglas en inglés) ―un banco de ADN de personas procesadas y sentenciadas― y encuadró perfectamente al perfil de un hombre blanco quien tenía un parecido notable a Uriah y vivía a cuatro kilómetros de la escena del crimen.

El director del proyecto de inocencia, Justin Brooks, aplaudió a la Procuradora de San Diego, Boonie Dumanis, por su cooperación en la investigación de este caso. “El Proyecto de Inocencia de California ha trabajado de la mano con la Oficina de la Procuraduría de Justicia de San Diego para identificar casos donde pudiera existir una condena errada. Este caso es un perfecto ejemplo de cómo la justicia puede ser servida cuando existe cooperación entre la defensa y la fiscalía. Este es un gran día para Uriah Courtney y su familia, y también es un gran día para el sistema de justicia penal”.

Foto: Uriah saliendo de prisión directo hacia los brazos de sus padres.

Fecha: 24 de Junio de 2013 ¦ Por el California Innocence Project y California Western School of Law.