619-515-1382 RAnaya@cwsl.edu

Marco Antonio Álvarez Llerandi

Lugar de Condena: Puebla, México
Delitos: Asesinato
Sentencia: 48 Años
Años Servidos: 9 años
Liberado: Septiembre de 2013

A finales de 2004 un catedrático de Derecho de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla- Jorge Tenorio Martínez- desapareció. Días luego de su desaparición, el cuerpo del catedrático fue hallado en un depósito de automóviles en Cuautlancingo- dentro del baúl de su propio automóvil que había sido reportado como robado. El cuerpo del occiso tenía dos impactos de balas calibre 38 súper y 9 milímetros.

Días antes, Marco Antonio Álvarez Llerandi, recibió una llamada de su amigo y compañero ocasional de negocios, Jorge Tenorio Martínez, quien le pedía unas placas. Él le expresó que no estaba interesado y puso a Tenorio Martínez en contacto con otro amigo, para que le ayudara en la gestión. Unos días después, el amigo a quien éste le había referido buscó a Álvarez Llerandi al no lograr comunicarse con el catedrático. Es entonces que Álvarez Llerandi llama a Tenorio Martínez, quien ya estaba muerto. Entre las últimas llamadas registradas en el teléfono móvil del occiso estaban las de Álvarez Llerandi. Poco se imaginó él lo que acontecería próximamente.

El 14 de noviembre de 2004 la Policía Ministerial de México detuvo y acusó a Marco Antonio Álvarez Llerandi por el asesinato de Tenorio Martínez. Según alega Álvarez Llerandi, luego de arresto asegura haber estado detenido e incomunicado en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia por un total de cinco días en lo que “cuadraban su presunta responsabilidad. El juez encontró culpable a Álvarez Llerandi y dictó sentencia de 48 años de prisión.

Estando recluso, Álvarez Llerandi se convirtió a la religión cristiana. Es así que coincide con otro recluso – con quien compartía la misma fe- que entre sus conversaciones le confesó haber sido el verdadero asesino de Jorge Tenorio Martínez. El recluso no solo le confesó a Álvarez Llerando el crimen que cometió sino que además le explicó los motivos por los cuales asesinó al catedrático, por qué lo hizo y quién le pagó por ello; e inclusive, puso por escrito de forma detallada todo lo acontecido. Dicho escrito fue sometido ante la Procuraduría Generalde Justicia. A pesar de que se le marcó con el sello de recibido, nunca le hicieron caso al documento.
Luego de nueve años durante los cuales estuvo preso injustamente, Marco Antonio Álvarez Llerandi fue absuelto de culpa. Sus abogados, Víctor León y Samuel León de la Firma Jurídica León Castillo, promovieron y consiguieron el amparo directo de un juez federal. Dicho juez expresó y aclaró que no habían elementos para inculpar a Álvarez Llerandi porque “no se podía acreditar que había participado en el delito del cual se le imputaba”.

Durante el tiempo que estuvo preso él expresa haber perdido todo lo que tenía, sobre todo su familia y su reputación profesional. Es por esta razón que ha decidido proceder legalmente en contra de las autoridades ministeriales y judiciales que estuvieron a cargo de su acusación y encarcelamiento, que lo sentenciaron por un delito grave sin tener las pruebas para adjudicarle culpa. También exigirá la indemnización por los daños ocasionados por los nueve años que estuvo en la cárcel mientras era inocente.

Enlaces:
http://www.e-consulta.com/nota/2013-09-26/seguridad/acusado-de-crimen-de-catedratico-de-la-buap-demandara-las-autoridades
http://www.oem.com.mx/elsoldepuebla/notas/n3130219.htm