619-515-1382 RAnaya@cwsl.edu

Lugar de Condena: Managua, Nicaragua
Delitos: Lavado de Dinero, Crimen Organizado y Tráfico de Drogas
Sentencia: 22 Años
Años Servidos: 2 Años
Liberado: 13 de Septiembre de 2012

En septiembre de 2012, las autoridades Nicaragüenses dejaron en libertad a Jason Puracal, desde una cárcel, luego de haber estado por casi dos años encarcelado, y luchando por probar su inocencia.  Jason, de 35 años y ciudadano oriundo de Tacoma, Washington, estuvo por más de 500 días en la tristemente célebre cárcel La Modelo, luego de haber sido acusado erróneamente de cargos por trafico de drogas y lavado de dinero en el año 2011.

Dos años antes, Jason vivía una vida ejemplar, en su trabajo de corredor de propiedades vacacionales a clientes de Nicaragua.  Su éxito en el mercado de las propiedades en Nicaragua quedó registrado en un episodio del programa de televisión de HGTV “House Hunters International”, en el cual se registró su entusiasta trabajo mostrando propiedades a emocionados Norteamericanos.

Jason en Prisión. “Es el infierno en la tierra” era la descripción que Jason le daba a la cárcel La Modelo. Foto: FreeJasonP

Su buena suerte tuvo un giro repentino en noviembre de 2010, cuando miembros enmascarados de la policía de Nicaragua allanaron la casa del alguna vez miembro voluntario de los Cuerpos de Paz, bajo la sospecha de trafico de drogas y lavado de dinero.  Mientras, los oficiales Nicaragüenses sostenían que Puracal usaba su mercado de corretaje de propiedades como una fachada para encubrir y lavar el dinero ilícito que obtendría por el trafico internacional de drogas, sin contar con evidencia sólida que apoyara dicha teoría.  De esa forma, sin contar con evidencia y con un testigo experto por parte del Gobierno que ni siquiera pudo explicar o definir lo que es una fachada para ocultar una actividad ilícita, se presentó el caso contra Jason ante un juez.  La policía nunca encontró evidencia de drogas en la casa de Jason o en su oficina, y los 10 co-acusados declararon que nunca habían conocido a Jason.  A pesar de todo eso, Jason fue condenado a una pena de 22 años.

Las deficientes condiciones higiénicas de la cárcel le ocasionaron enfermedades e infecciones, y Jason perdió mas de 40 libras de peso.  A ese punto, pensó que iba a morir encarcelado, a menos que los Estados Unidos y las agencias internacionales intervinieran a su favor.

Jason no pierde la esperanza y sonríe para la cámara durante una de sus audiencias. Foto: AP

El Proyecto Inocente de California de la California Western School of Law, con orgullo asumió la representación de Jason Puracal, junto a la David House Agency, la familia Puracal, y todas las asociaciones sociales de activistas que lucharon desinteresadamente por su liberación.  Así, como dijo Justin Brooks, quien trabajó en el caso bajo un mecanismo de asistencia legal pro bono: “Este caso es otro recordatorio que hay aun personas inocentes en las cárceles en los Estados Unidos y alrededor del mundo, que necesitan ayuda y asistencia pública.”

En septiembre de 2012, Jason conversó con el periodista de CNN Anderson Cooper acerca de su injusta condena, su vida en prisión y su reciente liberación.